miércoles, 30 de marzo de 2011

54-. Pues muy bien.

Al ordenador que me an prestado, de repente, le an dejado de funcionar la letra que va después de la F en el teclado, la que va antes de la J, y el número que va después del 5. Muy racioso todo ello. De verdad.

La aberración que habéis leído arriba es lo que tengo que ver yo cada día en la pantalla. De verdad que se me quitan las ganas de escribir. Por el bien de vuestros ojos, cuando termine corregiré el resto del post copiando las letras que no me funcionan de posts antiguos y rellenando con ellas los espacios. De nada.

Acabo de descubrir que con el corrector del blog también funciona.

Daniel me ha contratado para que le subtitule al inglés varios capítulos de la serie que está produciendo. No me quejo, mi economía actual, por culpa de distintos factores que tampoco voy a desgranar aquí, consigue que Etiopía parezca Noruega, pero puede que sea el trabajo más tedioso que haya tenido nunca. Y he trabajado en cosas muy aburridas, creédme.

Además, imaginaros lo que se usa en inglés la letra ésta que en castellano es muda. Todo el santo día recortándolas de otro lado. Una tortura.

Esta mañana vencía el plazo de entrega del primer capítulo, y como a mi me pone cachondo el trabajar bajo presión, iba muy retrasado. Ayer estuve quince horas, sí, cinco más cinco más cinco, sentado delante del monitor. Finalmente mandé el puto archivo (esta palabra sin corregir se ve graciosa: arcivo) a las seis y media de la mañana. Cuando terminé veía los subtítulos trepando por las paredes de mi habitación armados hasta las comas.

Por la tarde he recibido una llamada de Xavi, inmortal por méritos propios. hacía mucho que no hablaba de mis inmortales aquí. Estaba en Madrid. Tocaba en el Circo Price con una de las últimas maravillas, aunque lleve cinco discos publicados, que he descubierto, Refree, nombre artístico de Raül Fernández. Os dejo una y dos canciones, de verdad que vale mucho la pena.

Refree teloneaba a Nacho Vegas (Naco Veas para mi ordenador). Puede que alguien se queje por lo que estoy a punto de escribir, pero el directo de este señor no me interesa. Manta Ray estaban muy bien, a él lo reconozco como un muy buen letrista, y sus arreglos en estudio lucen lo suyo, pero en formación clásica de guitarra, bajo, batería y voz, es de las cosas más planas y monótonas que he visto últimamente. Así que después de La canción de Michi Panero, que sonó exactamente igual al resto, nos metimos en el backstage.

Sólo me acuerdo de lo que echo de menos a Xavi cuando le veo.

Iba a escribir que las hemos pasado de todos los colores y formas, pero este pensamiento ha traído consigo a otro que se ha hecho con su lugar. Cuando alguien puede decir, en cualquier acepción y/o contexto, que las ha pasado de todos los colores y formas, significa que ya va teniendo una edad, y eso es algo, en mi persona, de lo que me estoy dando cuenta últimamente. he, hemos, pasado en un tris, de ser inmortales a ostentar el poder de aburrir a los demás con nuestras batallitas, y ha ocurrido mientras yo estaba el baño, o durmiendo, porque, os lo juro, me he perdido ese momento.

Vayan un par de ejemplos al vuelo para ilustrar mi posición. Uno. En setiembre se cumplen veinte años del lanzamiento del Nevermind de Nirvana, dato apuntado por el batería de Refree, Oriol, mientras compartíamos un cigarro. ¡Veinte putos años! Cada vez que lo leo me da vértigo. Y Dos. las chicas de mi franja de edad directamente han desaparecido de las discotecas. En las que pincho y en las que bailo. De las niñas de veintipocos, con las que, y sé que estoy generalizando, me cuesta bastante hacer todo lo que involucre la palabra hablada, pasamos a las clásicas que llevan viviendo en una pista de baile desde antes del lanzamiento del Nevermind, y con las que me es imposible hacer todo lo que no involucre la palabra hablada. Por razones obvias.

Esta tarde me estaba tomando un café con Ricard y de pronto me ha preguntado si pensaba teñirme las canas. Casi le escupo el café en la cara de la sorpresa. Es que cuando te salgan más, con la cara de niño que tienes se verá un poco raro, ha argumentado.

Pues muy bien.

Al menos esta semana me han llamado cachorro musical en el newsletter de Charada.

Canción de la noche: holidays, (no he encontrado ninguna hache mayúscula en entradas anteriores) de Antonia Font. Porque cada vez que la escucho vuelvo a sentir que, en realidad, todo está por hacer.

martes, 22 de marzo de 2011

53-. Uno así.

Salgo del banco y me encuentro con Enrique, que lleva a su hijo al colegio. Al peque le han rapado la cabeza y parece más travieso si cabe. ¡Como tú! Me dice. Pues sí. ¿Sabes dónde está la plaza de las tres fuentes? No tengo ni idea. Es que hoy vamos de excursión allí, me confiesa en plan secreto de estado. Está tan nervioso por el pequeño viaje que la sangre no le cabe en el cuerpo, y prácticamente tira de nosotros dos hasta llegar a la puerta de la escuela.

Quiero tener los mismos años que Mario, y que una excursión a una plaza de mi propia ciudad me parezca una aventura digna de Indiana Jones.

El encuentro con Enrique me viene de perlas. Mi ordenador ha fallecido después de una larga y azarosa vida, y él tiene uno de sobras, desde el que ahora escribo estas letras. Gracias, man. Al volver de su casa decido acortar por el Parque de la Cornisa. Allí están algunos de mis graffitis preferidos en esta ciudad, y hace mucho tiempo que no paso a verlos. Compruebo con cierto dolor que las dos caras han desaparecido debajo de pintadas más nuevas, pero descubro a cambio un par de piezas muy interesantes que no había visto.

Ese parque, junto con la plaza donde vivo y otros solares cercanos, ha estado a punto de ser engullido por una megalópolis ideada por los curas, dueños de casi todo el barrio. Quince mil metros cuadrados de zona verde de nada, borrados por una ciudad episcopal, por un absurdo e inútil monumento al reaccionarismo más amargo y a los lavados de cerebro. Afortunadamente, hace pocos días el tribunal superior de justicia les paró los pies. Supongo que no pueden ganar siempre los malos.

Una más. Este señor es Rouco Varela, presidente de la conferencia episcopal española, nuestro Richelieu particular. Éste otro es Paco Clavel, legendario artista del underground madrileño, especializado en transformismo, números de cabaret y otras variedades. Por aquí se dice que son hermanos, si no la misma persona. Sacad vosotros vuestras propias conclusiones. Da para una peli. O dos.

Al doblar la esquina de mi plaza veo a un cura que gesticula frente a dos obnubiladas feligresas de pelo lila. Cuando les rebaso escucho que les dice: "...Es como un humo negro que se te mete dentro...", ¿Estarían hablando de Lost? Os juro que es verídico.

Llego a casa y me entretengo un rato con Noisey, la última buena idea de los chicos de Vice. Una página donde bandas de todo el mundo demuestran lo que son capaces de hacer. Muy interesante, en serio, daros una vuelta por allí. Al poco, creo estar preparado para ocuparme de algo más productivo, pero es un espejismo. Demasiado tenso para sentarme al piano, demasiado disperso para continuar con la novela que tengo a medias, demasiado soñoliento para salir a correr.

Demasiado sería mi adverbio favorito, pereza, el sustantivo.

Puede haber llegado la primavera, pero yo tengo cuerpo y alma de otoño. Tengo cuerpo de Autumn sweater, de Don´t think twice, it's allright, de Fuzzy. Supongo que me he cansado de cuerpos anónimos y mañanas unipersonales, de sentirme culpable por follar con chicas que me aburren y no querer follar con las que no, de conversaciones vanas, de vanidad nocturna, de noches olvidables.

Supongo que lo único que he querido siempre es un perro, una casa llena de libros y alguien dentro para quien cocinar.

Canción de la tarde: Grace, de Jeff Buckley, porque probablemente sea la mejor canción jamás escrita sobre un beso, y porque, qué diablos, yo quiero un beso así.

martes, 15 de marzo de 2011

52-.Shoot the whole day down.

La mañana del lunes me sorprende despierto, tumbado en mi cama, viendo capítulos de viejas series policíacas para matar el tiempo.

Mi fin de semana empezó el miércoles en Flash!, siguió el jueves pinchando en Pimpin', que dejó paso al viernes en Wonky y culminó el sábado pinchando otra vez en Carne. El epílogo tuvo lugar en el after que se monta en la sala soul. Cuando salí de allí el sábado se había convertido en domingo, yo en un armadillo, y mis compañeros de correrías en familias que paseaban por delante del palacio de oriente al pobre calor del sol invernal.

No es de extrañar que el lunes me haya pillado durmiendo a ratos, sintiendo el afilado aguijón de la culpa en mi conciencia y rodeado de promesas que deberían acercarme de una vez por todas a la virtud.

Hoy tendría que ir al INEM, a intentar averiguar por qué coño el estado ha decidido que no me ingresaba el primer sueldo mensual de los cuatro a los que tengo derecho por haber trabajado 360 días, pero sólo de pensar en ello, en las horas interminables en esa oficina gris y superpoblada, en la acritud y el desencanto de los funcionarios que me tienen que atender, en el drama que se esconde detrás de cada persona de más de cuarenta años con la que me voy a cruzar, es suficiente para que me dé la vuelta e intente dormir un poco.

Una par de horas más tarde me despierta Polo, un señor adorable que viene a limpiarnos la casa cada lunes desde hace unos meses. Sí, somos tan asquerosamente vagos que pagamos a un tipo para poder ensuciar la casa y no tener que limpiarla después, y, además, le pagamos en negro, denunciadnos. Al menos nosotros generamos empleo, y eso es algo que no puede decir el gobierno cada mes.

Falta amoniaco, friegasuelos y lejía, te lo dije la semana pasada. Mierda, es verdad. Me visto con lo primero que encuentro y salgo a la calle. Hace un día horrible. Tengo la nariz congestionada del frío y los excesos, y la puta lluvia parece no entender que estamos todos hasta las pelotas de ella.

Lluvia, tía, que sí, que molas por los pantanos y la sequía y tal, pero hazme un favor y vete a ver a los bereberes del atlas, que a ellos seguro que no les deprimes.

Si no puedo sentarme a leer en mi plaza en los próximos días me volveré loco, lo echo demasiado de menos.

Mientras me encamino hacia la droguería del barrio, me entretengo jugando a algo que me inventé hace dos o tres días. Se llama "Jamás seré" y trata de ir haciendo una lista de todas las cosas que me hubiera gustado ser y ya no seré. Encuentro tres más: jamás seré el lateral izquierdo del Barça, jamás seré un pianista de la talla de Brad Mehldau, y jamás seré un biólogo marino dedicado al estudio de los tiburones.

Entro en la tienda y una mujer envuelta en una manada de zorros muertos me hace tal obstrucción que los centrales del Sevilla pagarían por esos conocimientos. Mi comentario acerca de los cadáveres con los que se abriga parece no afectarla demasiado. Fantaseo con la idea de que, en una dimensión paralela, quizá haya un animal abrigado con una manada de zorras insensibles como ella, destripadas vivas y muertas después, evidentemente.

Mientras vuelvo a casa me acuerdo de Brenda Ann Spencer.

Cuando Brenda tenía dieciséis años, durante unas navidades, su padre le regaló un rifle semiautomático del calibre veintidós. Algo que se estila mucho allí en San Diego. En 1978 y supongo que ahora también. Un par de semanas después, un lunes por la mañana como el que nos ocupa, Brenda sacó el regalo de su funda y se apostó en la ventana de su casa.

Durante un buen rato estuvo disparando a todo lo que entraba y salía de la escuela elemental Grover Cleveland, situada a pocos metros de la casa. Las clases estaban a punto de empezar y era la hora de más afluencia. Disparó unas treinta veces. Hirió a ocho niños y a un policía, y mató al director de la escuela y al guardia de seguridad de la misma. Ambos fueron abatidos mientras intentaban apartar a los críos de la línea de fuego. La policía tardó seis horas en sacar a Brenda de su casa.

Mientras el asedio se alargaba, la policía habló varias veces con Brenda que, insisto, tenía dieciséis años. Al ser preguntada por el motivo, sin pestañear, contestó: "I just did it for the fun of it. I don´t like mondays. This livens up the day. I have to go now, I think I shot a pig and I want to shoot more, I'm having too much fun to surrender. It was just like shooting ducks in a pond, and the children were looking like a herd of cows just standing around, it was just easy pickings."

Lo hice sólo por diversión. No me gustan los lunes. Esto anima el día. Ahora me tengo que ir, creo que le he dado a un madero y quiero seguir disparando, me lo estoy pasando demasiado bien como para rendirme. Ha sido como disparar a patos en un charco, y los niños eran como un rebaño de vacas que simplemente estaba allí. Han sido blancos fáciles.

Brenda fue juzgada como un adulto debido a la gravedad de los hechos, y la condenaron a cumplir una pena de entre veinticinco años y cadena perpetua. Sigue en una cárcel en Chino, California. Su último intento fallido de conseguir la libertad condicional fue en 2009, tendrá otra oportunidad en 2019.

Bob Geldof, líder de los Boomtown rats, mucho antes de que se viera afectado por una extraña enfermedad, sufrida también por otros músicos muy reconocidos, como Paul McCartney y Roger Waters, que hace que cada día se parezcan más a sus propias abuelas, escribió una canción acerca de este suceso.

I don´t like mondays fue número uno en el Reino Unido ese mismo verano, pero las radios de Estados Unidos, y muy especialmente las de San Diego, se negaron a emitirla durante varios años.

Supongo que pueden haber lunes peores a los que vienen después de un fin de semana de cinco días.

Canción de la noche: Obviamente, I don´t like mondays, de los Boomtown Rats. Os pongo la original y una versión muy recomendable de Tori Amos.

viernes, 4 de marzo de 2011

51-. 65 discos para empezar a hablar.

El otro día, Taramona, compañero de cabina en Charada y en otros clubs de Madrid, y dueño de un blog muy recomendable en la web de Harper's bazaar, publicó la lista de sus 65 discos indispensables. Como buen adicto a todo tipo de listas, tops y clasificaciones, no me he podido resistir a elaborar la mía. Ahí va, sin ningún tipo de orden preferencial.

1-. Miles Davis - Kind of blue.
2-. dEUS - The ideal crash.
3-. The chemical brothers - Exit planet dust.
4-. Yo la tengo - I can hear the heart beating as one
5-. Pixies - Doolittle
6-. Van Morrison - Astral weeks
7-. TV on the radio - Return to cookie mountain
8-. Tom Waits-. Frank's wild years
9-. The Beatles - White album
10-. Radiohead - Ok computer
11-. Radiohead - Kid A
12-. Spiritualized - Ladies and gentlemen we are floating in space.
13-. Sonic youth - Dirty
14-. The Cure - Disintegration
15-. Bob Dylan - Blonde on bonde
16-. Bob Dylan - Blood on the tracks
17-. The Clash - London calling
18-. Primal Scream - Screamadelica
19-. Jane's Addiction - Ritual de lo habitual
20-. Pearl Jam - Vitalogy
21-. Nirvana - In utero.
22-. David Bowie - The rise and fall of Ziggy Stardust...
23-. Noah and the whale - Paceful, the world lays me down
24-. Red hot chili peppers - Mother's milk.
25-. Grinderman - Grinderman
26-. John Cale - Paris 1919
27-. Joy Division - Unknown pleasures
28-. Modest mouse - Good news for people who love bad news
29-. Gomez - Liquid skin
30-. Beck - mellowgold
31-. REM - Automatic for the people
32-. Low - drums and guns
33-. Lou reed and John Cale - songs for Drella
34-. Karate - Pockets
35-. Caribou - Andorra
36-. The Jon Spencer blues explosion - ACME
37-. Jeff Buckley - Grace
38-. Arcade fire - Funeral
39-. Elliot Smith - Elliot Smith
40-. Nick Drake - Five leaves left
41-. Otis Redding - Otis blue
42-. The Doors - The Doors
43-. Efterklang - Magic Chairs
44-. The Velvet Underground and Nico - The Velvet Underground and Nico
45-. Echo and the Bunnymen - Ocean Rain
46-. Tom Waits - Rain dogs
47-. Pavement - Brighten the corners.
48-. Sonic youth - Washing machine
49-. The Jimi Hendrix Experience - Electric Ladyland
50-. LCD Soundsystem - LCD Soundsystem
51-. Brad Mehldau - largo
52-. Beastie boys - Ill communication.
53-. Beach house - Teen dream
54-. Band of horses - Everything all the time
55-. The Stooges - The Stooges
56-. Soundgarden - Superunknown
57-. The rolling stones - Let it bleed.
58-. The rolling stones - Sticky fingers
59-. The Beatles - Sargent Pepper's lonely hearts club band
60-. Portishead - Portishead
61-. Love - Forever changes
62-. The smiths - The queen is dead
63-. Spoon - Kill the moonlight
64-. Stevie wonder - Innervisions
65-. Elbow - The seldom seen kid