lunes, 1 de septiembre de 2008

14-. Miedo a la muerte estilo imperio

Bienvenidos. Mi ruido perro ha salido un momento, si queréis, sentaros donde podáis y esperadle.

Miedo a la muerte estilo imperio, depresiones Vidermeier, mal rollo, Luis XV. Si no escucháis a Astrud, deberíais. Estoy tan asqueado, tan extraño aquí adentro, y tengo tan pocas ganas de hablar de lo que ocurre a mi alrededor que, siendo hasta ahora lo único que sale a la superficie cuando me siento frente a la pantalla - y van cinco intentonas - , he decidido no hacerlo.

Esta mañana he recibido un Spam cuyo asunto rezaba el siguiente lema: REDBULL PARA TU SEXO MEJOR. El email empezaba de la siguiente forma: "Sexo es más satisfactorio que nunca. El estrés y la tensión han desaparecido. Ella ya no se amarga, ya no me temo que tendré que denegar su petición. Es una sensación física estupenda después de que sigue el sentimiento profundo."
Me lo mandaba un/una tal Holly Beltrán, al/la que he felicitado telepáticamente, ya que el sexo que practica es más satisfactorio que nunca. Después he dedicado unos minutos a decidir cuál de mis cincuenta y dos sexos era el mejor, y, por tanto, el ganador de la lata de redbull, y el escogido no ha sido otro que el que me cuelga desde el deltoides derecho hasta el codo del mismo lado. Finalmente, y mientras terminaba de desayunar, he intentado averiguar cuál es el sentimiento profundo que sigue después de la sensación estupenda. Sueño.

Por razones que no vienen al caso, he conocido un tipo, aquí en la blogosfera, que regala a todo aquél que comente en su blog una chapita con la palabra OPTIMISMO escrita sobre un fondo plateado. ¿Soy el único al que le parece una maniobra bastante cutre para conseguir comentarios? Y además, y como también dirían los Astrud, ¿a qué coño viene tanta alegría fuera de contexto?
Por cierto, Diana, no tengo ni puta idea de si me lees o no, pero gustaría decirte que me siento bastante estúpido por mi primer comentario, y que cuando lo escribí estaba borracho, pero es una excusa tan típica, tan de película mala, que no tuve cojones de escribirlo en mi segundo comentario, que era lo que te quería decir realmente.

Otra de sexo, hay una página llamada youporn, supongo que casi todos vosotros y algunas de vosotras ya la conocéis. Pues bien, youporn me ha proporcionado una de mis últimas aficiones. Las tomas falsas de películas porno. Escribid Blooper (el equivalente sajón a "toma falsa") y ya me diréis, a veces es incluso mejor que masturbarte.

Ayer me acerqué a la Barra del Kingat con mi cara de un-día-mis-novelas-se-venderán-en-la-fnac y, juro que sin querer, cuando la camarera se inclinó para escucharme, le pedí un Bombay de gintonic. La chica se rió con ganas, tanto que después de eso no me costó nada entablar conversación con ella. Propongo al que le apetezca que use dicha táctica como maniobra de tanteo la próxima vez que salga y nos cuente los resultados. ¿Un disléxico novelista? Nunca hay que subestimar el poder potencial de los fracasados.

Por cierto, y siguiendo con mi dislexia, a lo largo de esta vida que vivo he parido frases tan vergonzantes (¿existirá esa palabra?) como: ¿Está furgonible la disponeta?, voy a carlar a llamos, o: vengo de crusar los compranes para el desayuno. Y no, no me siento orgulloso de ello por mucho que mis amigos se partan de risa.

Cada vez que me quedo dormido en el sofá del comedor, una de las tres perras que viven aquí, una bulldog francesa de un año llamada Molsa, me despierta intentando follarse a mi brazo. Estoy empezando a pensar que no tener pelo en el pecho me perjudica, con lo contento que yo estaba de ese fenómeno. Podrá parecer divertido, pero, con dos garras clavadas en el bíceps, unos extraños golpes de pelvis peluda en la muñeca y los ronquidos de un perro más chato que un boxeador retumbando dentro de vuestra cabeza, os reto a que no os despertéis del susto. Eso sí, a la que abro un ojo, la perrita añade cariñosos lametones en mi oreja, a ver si con mimitos soy más receptivo.

Sí, ya lo sé, pero era esto o seguir arrastrándome por las esquinas, y ya tengo arañazos en las rodillas.

Canción de la noche: Hell is arround the corner, de Tricky. Porque, aunque lo parezca, no me olvido.

Raras noches.

15 comentarios:

ruidoperro dijo...

Por cierto, comentando en el blog de Coral (coralisworld.blogspot.com), me he metido en una cadena según la cuál recibo un regalo hecho por sus manos pero tengo que regalar algo hecho con mis manos a los autores de los tres primeros comentarios de esta entrada. Aún no tengo claro como hacerlo, pero ya me enteraré. Lo escribo aquí porque no quiero que esto parezca una maniobra parecida a la de las chapas optimistas.

ruidoperro dijo...

¿parezca una maniobra parecida? Joder...

Pato dijo...

Ja, ja, ja! Yo conozco a una chica que una vez le pidió "doscientos gramos de papel higiénico" al charcutero. Y conozco a otra que es célibe desde hace 5 años. Esta última soy yo. Suprecrisis dice que vivo en una burbuja. Yo me creo muy transgresora. Así que, nada de Redbull.

chafandika dijo...

mmmmm, venga va, me llevo un gallifante.

Eclipse dijo...

jajajaja, me partí de risa con todo. aunque dicen que no está bueno reirse de la desgracia ajena.
ayer justo en el cumple de mi tía mi hermana llamaba a mis primos para sacarse una foto: "a ver, vengan patiago y santricia!" (en vez de patricia y santiago)
me reí mucho al leer esto y recordarlo.

Niñapajaro dijo...

jajaj bienvenido al delirante mundo de Dislexilandia. mas que una defecto una capacidad.

[..La chica triste que te hacía reír..] dijo...

En realidad no te conozco en absoluto. Unas letras en una pantalla con situaciones cotidianas de alguien que quita de mi mente a escobazos las de la mia propia. Canciones excepcionales sonando de fondo y casi casi tus pensamientos del día a día. No tendría porqué pasar, pero enganchas.

Y así. Sin venir a cuento, lo digo.

Pi dijo...

Te tenía todo olvidadito, Ruido querido, y me encuentro un link a mi cardhu, ahí, radiante, y justo después de yo añadir el tuyo. Telepatía, como con Holly, qué cosa. Deberiamos tomarnos unos Bombay a nuestra salud, qué rico está. Y oye, ¿dónde esta el blog de tu novela?
Seguiría, pero entonces esto sería más bien un mail y tal vez me tendrías que responder en plan telepático y eso. En fin, que La Tonta Piscina se actualizará en breve, cuando empiece el cole, te esperamos por allí.
Un abrazo.

ruidoperro dijo...

Pato:
Curioso lo de comprar papel higiénico al peso. La pregunta es si sale más barato de esa forma. Y sí, cinco años de celibato voluntario me parece bastante transgresor. Yo no sería capaz.

Chafandika:
Sí, por lo visto los gallifantes son para tí, pato y eclipse, lo que no sé es cómo os los voy a dar, voy a ver si coral me da alguna idea. Por cierto, tenéis que continuar la cadena.

Eclipse:
Te doy permiso para reírte de mis desgracias, sobretodo de éstas que para eso las escribí. No llames muchas veces más a tus primos de esa forma, a ver si les vas a crear un conflicto de personalidad. je.

chica triste:
Muchas gracias y bienvenida a mí ruido, espero ver esas gafas más veces por aquí. ¿Sabes que tengo unas muy parecidas?

Pi:
Se te echaba un poco de menos, pero claro, con tanta aventura pastoril ya se entiende. Quedan pendientes esos bombays y esa comunicación telepática. Asesiné al blog de la novela porque pensé que no lo leía nadie, igual estaba equivocado. Y en cuanto llenéis otra vez la piscina me tiro en bomba el primero.

Besos a todos, hoy me habéis alegrado una noche bastante oscura.

Diana dijo...

Si, si te leo.

Todos tus comentarios son de tías.
Todos mis comentarios son de tíos.

Un dato.

Hasta mañana.

Coral dijo...

sí, lo de construir frases dislexicas es toda una atracción digna de feria ambulante, a mí me pasa también demasiado a menudo, y es cierto que te sientes un poco mono de feria delante de tus amigos, nada que no se pueda solucionar con tus propias carcajadas sumadas a la retahila de ellas.
Te envié un mail para aclarar lo de los regalitos, pero recuérdales a sus receptores que la condición es que ellos también regalen; y que conste que esto no es una maniobra de esas, esto se hace con amor (¡qué bonito!), yo ya tengo ganas de ver el regalito que a mí me tocó y de saber a dónde llega todo esto, igual nos viene de vuelta dentro de un año.

Berros ruidopeso.

Elisa dijo...

Ara mateix d'Astrud em remeto al meu estat d'ànim: Todo nos parece una mierda. Però prefereixo anar directa als meus companys de ciutat i escoltar tragicomedia!
Feia uns dies que no escribies, ja t trobava a faltar!
Cuida't i petons
Elisa

Nayra dijo...

Acabo de volver de Berlín. Pensé mucho en ti, en vosotros, especialmente cuando encontré la cajita de palabras-imanes que compraste la semana pasada (mucho más barata en Berlín, siento decirte). Me encantaría coger esas palabras imantadas para escribirte cosas bonitas que te animen, pero por ahora te mando un abrazo muy fuerte, mucho. Y un beso. Ídem para la puta de mi prima.

Eclipse dijo...

Lo que dice Diana tendrá algoq ue ver con mi último post?
a que es interesante el fenómeno!!

ruidoperro dijo...

Diana:

Una vez supercrisis comentó aquí, cuentan que no comentaba en un blog de un tío desde 1984. La verdad es que nunca lo había pensado. ¿Alguna teoría al respecto?

Coral:
Recordado está, yo también tengo ganas de saber qué me corresponde, y viendo lo que eres capaz de hacer ya le estoy haciendo un hueco en mi cajón de juguetes.

Elisa:
Quina sorpresa. benvinguda. Els Astrud es de lo millor que pots escoltar en aquest estat. Ens veurem divendres a Castell? Petons.

Nay:
Recibidos abrazos y besos para mí y la puta de tu prima (aún se está riendo). Cuando vuelva a Madrid queda pendiente una partida de palabras con la puerta de mi nevera como tablero.

Eclipse:
La verdad es que no lo sé, pero sí, no deja de ser curioso.